Descripción

La escasez de recursos hídricos es un problema que ha impulsado a las empresas mineras localizadas en Antofagasta a buscar fuentes alternativas de agua para satisfacer sus altas demandas, siendo un candidato ideal el agua de mar. El proceso de flotación de minerales sulfurados se ve afectado por el uso e implementación de agua de mar no tratada, de acuerdo a esto, la alta salinidad resulta beneficiosa al aumentar la flotabilidad de minerales hidrófobos, sin embargo la composición química compleja que presenta el agua de mar constituido por electrolitos simples (NaCl) e iones secundarios como Ca+2 y Mg+2 interfieren de manera perjudicial en el proceso.

Actualmente tecnologías como la ósmosis inversa y cristalización química son utilizadas para desalinizar y remediar el agua de mar, sin embargo ambos procesos son de un alto costo para la industria y generan desechos perjudiciales para el medio ambiente, creando la necesidad de buscar alternativas no convencionales.

Una alternativa biotecnológica es el uso y aplicación de microorganismos que permitan mejorar la calidad del agua de mar para su uso en procesos mineros. Nuestro proyecto se centra en la búsqueda, selección y uso de bacterias halófilas ureolíticas, que posean la habilidad de alcalinizar el medio en el que habitan produciendo como resultado amoníaco y CO2. El CO2 reacciona a carbonato (CO3-2) proporcionando condiciones favorables para la formación y precipitación de cristales de carbonatos de calcio y magnesio que favorecen su eliminación desde el agua en un proceso conocido como biomineralización o biocementación.

Galería de imagenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Participantes