Según el último reporte de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), la minería chilena aumentó en un tercio el uso de agua de mar, pasando de 1,8 m3/s (2014) a 2,3 m3/s (2015). Esto será una tendencia de sostenido crecimiento en la medida en que nuevos proyectos se ejecuten en los próximos años. Antofagasta es la principal región asociada a la captación de agua de mar por parte de la industria minera (78%), tanto para su uso directo en los procesos como también desalinizada


Así también se señala que el aprovechamiento del recurso hídrico para el procesamiento de minerales es cada vez mayor, lo que se traduce en que menos agua se requiere para procesar una misma cantidad de mineral, tanto por los procesos hidrometalúrgicos (0,08 m3/t) como también de los de concentración (0,52 m3/t).

Para revisar mayores antecedentes del estudio, visitar vínculo siguiente: Estudio Cochilco